¡Aguas UNAM! …Recibe Antonino Baxzi condecoración «Doctor Honoris Causa patito» en instalaciones de la máxima casa de estudios.

De nueva cuenta, tenemos nota nueva con respecto a los Doctorados patito otorgada por el Claustro Doctoral Iberoamericano, sin ser motivos de aplausos para los que ya saben las historias oscuras de esta “institución” al veracruzano Antonino Baxzi Mata, en la ciudad de México, por 45 años de liderazgo, filantropía y contribución ética y honorable en bien de la sociedad de Veracruz.

De nueva cuenta las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue el escenario donde se llevó a cabo el evento.

La ceremonia protocolaria fue encabezada por el representante por Arturo Cruz Cabrera, en el auditorio de la Asociación Autónoma del Persona Académico de UNAM (AAPAUNAM).

Recomendamos leer: https://www.animalpolitico.com/blog-invitado/doctorados-honoris-farsa/

https://www.elgrafico.mx/espectaculos/consejo-doctoral-mexicano-exhibe-otros-famosos-que-han-recibido-el-honoris-causa

Esto nos recuerda lo que pasó hace algunos años con Tatiana, la cantante conocida como “la reina de los niños”, donde supuestamente recibió un reconocimiento “Doctor honoris causa” por la Universidad Nacional Autónoma de México, bajo el argumento “de ayudar durante décadas a la niñez mexicana” (ya que es la versión femenina de Chabelo, lleva años en el medio y parece que todavía va para largo).

Por supuesto, los académicos, estudiantes e intelectuales de la máxima casa de estudios y de todo el país pusieron el grito en el cielo por entregarle dicho título a una mujer cuyo mayor logró es cantar “La patita Lulú” o “La Granja del tío Juan”, ya que fue la misma Tatiana quien colocó emocionada unas fotos recibiendo su Doctorado en la facultad de Derecho de la UNAM.

Recomendamos leer: https://elruinaversal.com/2019/04/02/tatiana-presume-obtener-doctorado-honoris-causa-por-la-unam-universidad-lanza-comunicado-para-desmentirla/

Con esta entrada más o menos sabemos para donde va la nota, esto es algo que se denuncia cada vez con mayor frecuencia, y es que Arturo Cruz Cabrera con cargo como presidente Fundación Liderazgo Hoy A.C. se encuentra envuelto en grandes escándalos, ¿pero de que se le acusa? antes que todo, la Fundación Liderazgo Hoy A.C no existe, así es, NO EXISTE. No hay información que avalen a esta empresa o asociación civil de manera legal, y mucho monos el nombre que se lo saco de la manga “Claustro Doctoral Iberoamericano” ni siquiera se tomó la molestia de pagar una página web como lo hacen los más de 15 Claustros Doctorales Patito que operan impunes en México, degradando la palabra “Por cuestión de Honor”, si ese HONOR, el que tanto trabajo le cuesta a las universidades, maestros y alumnos para obtener un título académico o como en el caso de ser por “Por cuestión de Honor”, que se le da únicamente a personas que sin ser parte de la universidad que lo otorga sus logros son tan grandes que es UN VERDADERDO HONOR otorga un título honorifico que beneficia y llena de orgullo a ambas partes, y no todo lo contrario que una bola de delincuentes analfabetas y “Doctores Honoris Causa Basura” utilicen de  manera mañosa y barata el prestigio de la UNAM  o de la palabra HONOR.

Ahora, ¿qué podemos decir del señor Arturo Cruz Cabrera? es acusado de tener una red de difamación activa con la cual ha pretendido durante largo tiempo llegar a ser el Embajador de la UNESCO WFUCA de manera ilegal, creando noticias, publicaciones y demás acciones dentro de internet para atacar a los miembros de esta institución y tomar poco a poco el control. Además, Arturo Cruz Cabrera utiliza logias (sectas) masónicas sin registro para cumplir todas estas acciones, algo realmente escalofriante, junto con su principal cómplice, una maestra de kínder y pseudo periodista de nombre Aidé Reynoso Castro, quien ha sido la promotora de estos títulos apócrifos “Honoris Causa Patito” desde el año 2013, con el ya desactivado “Instituto Americano Cultural” creando figuras falsas para enganchar a ingenuos, como la falsa princesa Kurda Hanna Jazmin Jaff Bousdet y el príncipe de Camerún Louis Bigna.

Recomendamos leer: https://diariovtc.com/arturo-cruz-cabrera-y-el-escandalo-del-claustro-doctoral-iberoamericano-y-la-fundacion-liderazgo/

La UNAM más de una ocasión desmiente todos estos actos llevados a cabo por el Claustro Doctoral Iberoamericano y el Instituto Mexicano de Líderes de Excelencia, simplemente pidieron prestada las instalaciones de la UNAM para hacer la ceremonia de entrega, situación que Tatiana y muchas otras personas aprovechan para ver si un despistado se confundía, y creía que fue la facultad de Derecho de la UNAM quien le entregó el reconocimiento.

Cabe aclarar que según el canal de Youtube “Chacaleo” así como varios diarios digitales y de prestigio, el Instituto  Mexicano de Líderes de Excelencia así como el Claustro Doctoral Iberoamericano, son universidades “patito” que literalmente vende los Doctorados honoris causa a quien pague $40 mil pesos, y es por eso que además de Tatiana otros famosos como Geraldine Bazán, Cepillín, Jaime Maussan, Coque Muñiz, Rosa Gloria Chagoyán, Mitzy, y otros más del medio del espectáculo, siendo el más escandaloso el de Laura Bozo, han recibido un “Doctorado honoris causa” por parte de esta institución.

Estas instituciones cobran por estos títulos una buena cantidad de dinero (20 mil, 40 mil, 60 mil pesos); los farsantes se presumen como doctores y se toman las reglamentarias fotografías para sus redes sociales y, por si fuera poco, muchas veces los mercantes de títulos suelen pedir favores y tratos especiales a sus galardonados, especialmente si se trata de políticos y funcionarios con acceso a bienes público.

Recomendamos leer: https://superluchas.com/reconocen-a-luchadores-mexicanos-con-doctorado-honoris-causa/

Arturo Cruz Cabrera ha tenido muchos problemas recientemente con este tipo de eventos, pues los reconocimientos que otorgan son falsos, sin validez y tienen costo económico, para que cualquiera que quiera mejorar su EGO y tenga dinero sobrante, compren estos títulos patitos.

Se ha dicho hasta el cansancio que lo único que puede cambiar a México es la educación. Sin embargo, tal parece que esto, simple y sencillamente, no terminará de suceder. Quizá, por eso, vaya siendo tiempo de reorientar los esfuerzos y enfocarse en cambiar la educación.

El surgimiento y auge de las llamadas “escuelas patito” no solo ha significado una apuesta por la mercantilización de un derecho fundamental, sino también por la primacía que coloca a la forma por encima del fondo. Egresar de muchas de estas escuelas es poco más que pagar por obtener un papel. Es el triunfo de la simulación sobre el conocimiento.

Esta desregulación y escasa vigilancia del gobierno a las universidades no hace más que evidenciar que los problemas del sistema educativo son tan complejos y variados que rayan en el absurdo. Prueba de ello es la ilógica cantidad de doctorados “honoris causa” (por causa de honor) que se otorgan en México.

Comprar una licenciatura, una maestría o un doctorado pocas veces cambia el destino de los adquirentes. Pero eso es lo de menos. Mientras siga siendo negocio, escuelas patito y claustros doctorales seguirán despachando títulos sin ton ni son.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.