Por realizar movimientos inusuales por más de 700 millones de pesos, el jefe de la oficina del gobernador de Morelos es indagado.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) tiene bajo la mira al Jefe de una Oficina de Gobierno estatal por realizar movimientos inusuales por más 700 millones de pesos y retiros en efectivo por 122 millones de pesos.

El implicado sería José Manuel Sanz, Jefe de la Oficina del Gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco.

De acuerdo con el llamado “Caso Primavera”, que dio a conocer ayer el titular de la UIF, Santiago Nieto, el personaje investigado habría reportado ingresos totales por 3.5 millones de pesos entre 2013 y 2018, mientras que las autoridades detectaron discrepancias en sus declaraciones ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Algunas de las operaciones

Nieto aseguró que entre octubre y noviembre de 2017, el funcionario investigado recibió 25.7 millones de pesos por el probable retorno de inversiones en una cuenta personal en Suiza y que su presunto operador de transferencias internacionales realizó movimientos inusuales que suman 741 millones de pesos y retiros en efectivo por 122.8 millones de pesos de 2015 a 2019.

Ayer, en el Congreso de Morelos se presentó un punto de acuerdo para pedir la destitución de Sanz y el Gobernador Cuauhtémoc Blanco llamó a que el funcionario sea investigado, aunque reprochó el señalamiento.