Los rumores de que Marcelo Ebrard sea el posible candidato presidencial de Televisa para el próximo sexenio es muy fuerte, en donde se evidencia el estrecho vínculo y más por imponer a un periodista sin experiencia y mucho menos carrera diplomática en la Santa Sede.

El profesor y editorialista Alberto Medardo Barranco Chavarría, en agosto de 2019, la Comisión Permanente del Congreso de la Unión lo ratificó con el nombramiento expedido por el presidente Andrés Manuel López Orador como embajador extraordinario y plenipotenciario de México ante la Santa Sede.

Recordemos el pacto entre  periódico “El Universal” y “Televisa” para apoyar,  financiar y proyectar figuras públicas, como como lo es el caso actual del Gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco y el actual presidente municipal de la Ciudad de Cuernavaca Francisco Antonio Villalobos, “Lobito”, quien esté,  en enero del 2019 utilizo indebidamente, sin autorización nombres y logos de la ONU y la UNESCO, mismo, que hizo pasar como funcionarios de ONU y UNESCO, a personas reconocidas y denunciadas como estafadores de Televisa, y se identifican como  Juan Miguel Alcántara Hernández, Larissa Esther Navarro Cuevas, firmaron en un supuesto “acuerdo”: ONU, UNESCO y Ayuntamiento de Cuernavaca firman “Acuerdo por la Paz”.

Regresando al asunto el Embajador Barranco.

A través de un tuit nos enteramos de que Marcelo Ebrard se reunió con el Papa Francisco la tarde del 21 de marzo.

Nunca se dijo, pero supimos que fue en el marco de la reunión de Scholas Ocurrentes, en la Plaza San Calixto de Roma.

“Agradezco a Su Santidad, el Papa Francisco, sus conceptos y cordialidad en la visita que le hice la semana pasada. Además de grandes coincidencias con postulados sociales del gobierno del presidente López Obrador, le tiene un gran afecto al pueblo de México. Gracias!!!”, escribió Ebrard en el mensaje registrado a las 12:14 horas del pasado 29 de marzo en Twitter.

No hubo comunicado oficial de ninguna de las partes.

Fue un encuentro casual y no pudieron charlar mucho quizá un saludo de dos minutos. De la “reunión” de Ebrard a la fecha pasaron 10 meses y del nombramiento de Alberto Medardo Barranco Chavarría pasaron 5 meses; ¿Qué fue lo que pasó en estos meses?….   NADA.

La imposición de un nuevo embajador en Vaticano quedó solo en eso, una visita pasajera y un nombramiento impuesto ya que en la Santa Sede había bloqueado en ese momento de manera contundente el nombramiento Alberto Barranco (meses más adelante por cuestiones diplomáticas se llevó a cabo).

Fue hasta el día 13 de diciembre 2019, que en su cuenta de Twitter el Embajador Barranco publico solo un mensaje en twitter mencionando que había presentado sus cartas credenciales al Santo Papa, entre otros detalles, fuera de ahí, no trascendió nada, todo lo contario cuando lo propusieron como Embajador, toda la maquinara de Televisa y sus aliados (SEUDOREPORTEROS CHALLOTEROS), sacaron infinidad de notas desde el 3 de junio 2019 que Marcelo Ebrard lo propuso hasta la última vez que se le vio comiendo en un restaurante  sobre la avenida reforma el día 4 de octubre del mismo año. Todo muy extraño.

Esta imposición hecha por gobierno de México con el fin de controlar y observar el movimiento de dinero de Vaticano no fue del agrado de las autoridades de este país, ya que además esta información sería dada al canciller Marcelo Ebrard de manera directa con el fin de analizarla y ver cómo llevarse una parte de este dinero (el cual no pertenece a México), por este motivo realizaron una investigación por parte del Departamento de Inteligencia de la Santa Sede, que dio como resultado que el Sr. Chavarría pertenece a un grupo de masones, esta información no fue proporcionada por el Canciller ni gobierno de México. Recordemos que a lo largo de su historia la Iglesia católica ha condenado y desaconsejado a sus fieles la pertenencia a asociaciones que se declaraban ateas y contra la religión, o que podían poner en peligro la fe. Entre estas asociaciones se encuentra la masonería, con esto nos podemos imaginar el porqué del bloqueo que existe.

Otro vinculo innegable sobre la relación de Marcelo Ebrard y Televisa, es el operador político (coyote) de Marcelo, es un sujeto llamado “Miguel Bernardo Vilchis Aguilar” que se encargar de sobornar, vender información y pactar a nombre de Marcelo Ebrard con los enemigos de la 4T.

Marcelo Ebrard sigue dando de qué hablar, desde el asilo político a Evo Morales, recibido como una gran figura (con una despedida de México sin tantos reflectores) y ahora con la imposición de un nuevo embajador masón en Vaticano al parecer queriendo sacar algún provecho económico, nos muestra cada vez más, la verdadera cara del canciller mexicano.

A todo esto, surgen las siguientes preguntas:

¿Por qué tanto tiempo de espera para presentar sus cartas credenciales?

¿Por qué Televisa y sus aliados dedico 5 meses de difusión masiva desde propuesta de Ebrard, hasta que el congreso avalo su nombramiento y no hubo propaganda en lo que se supone que es el evento más importante de un Embajador?

¿Porque nunca publico fotos o videos de la supuesta entrega de cartas credenciales ante el santo Padre?

Al recibir apoyo de Televisa e imponer un Embajador leal a Felipe Calderón ¿Acaso Marcelo Ebrard planea traicionar a Andrés Manuel López Obrador y a la 4T?

¿Por qué el operador político y gente de confianza de Marcelo Ebrard, un coyote llamado Miguel Bernardo Vilchis Aguilar, busca la protección del Vaticano a través de su nuevo Embajador Barranco para Carlos Salinas de Gortari, Felipe Calderón Hinojosa, Cesar Duarte y el dinero que guarda Televisa de estos corruptos?

Referencias:

https://www.aciprensa.com/recursos/por-que-un-catolico-no-puede-ser-mason-546

https://directorio.sre.gob.mx/index.php/embajadas-de-mexico-en-el-exterior/santa-sede